Historia de la Reflexología

La historia de la Reflexología tiene cerca de 5.000 años de antigüedad, se sabe que los chinos, lo japoneses y los egipcios comenzaron con esta técnica en los inicios de la medicina.

En China eran conocidas las virtudes terapéuticas de esta disciplina, empleada frecuentemente junto a la acupuntura.

También existen al día de hoy, papiros que muestran como entre los Egipcios era muy común la práctica de masajes en los pies, con las técnicas que hoy llamamos Reflexología Podal, así como también, el uso de la Reflexología en las manos.

Podemos considerar la
Reflexología como la forma intuitiva más antigua de auto-curación. El hombre primitivo al caminar descalzo estaba continuamente estimulando los reflejos de cada parte de su cuerpo situados en los pies.

La
reflexología en Occidente la inició el Dr. William Fitzgerald quien, estudiando el sistema energético descrito por la medicina tradicional china, promueve una terapia basada en el tratamiento de las zonas reflejas, tomando como elementos de conexión las líneas longitudinales de energía que recorren el cuerpo de los pies a la cabeza.

Sus estudios lo llevaron a la conclusión de que ejerciendo presión sobre unos puntos determinados (principalmente en los pies), se lograba un equilibrio fisiológico en otras zonas corporales.

Siguiendo estas prácticas el Dr. Riley, amigo personal y defensor a ultranza de Fitzgerald, contribuyó a la difusión de la reflexología de un modo decisivo. Una discípula de Riley, Eunice Ingham, una masajista americana, retomó el método y lo experimentó, incluso con un diagrama más sistemático. Puede considerarse como la madre de la moderna reflexología.

Ingham quedó fascinada por esta práctica terapéutica introduciéndola en el hospital donde trabajaba. Los resultados fueron muy alentadores ya que los enfermos en los que aplicaba sus conocimientos, manifestaban reducciones de dolor, mejora de movilidad y recuperación natural.

Con el paso del tiempo, la medicina tradicional aceptó y adoptó las
técnicas reflexológicas, siendo reconocida como medio de curación de algunos trastornos y es utilizada como apoyo en el tratamiento de gran cantidad de enfermedades.

Hoy cientos de instituciones de enseñanza alrededor del mundo, enseñan y aplican la Reflexología como una efectiva técnica que está al servicio de la salud.

Cada hueso, músculo, órgano ó sistema puede tratarse a través del masaje reflexológico y, tener un efecto directo en el cuerpo.

La
Reflexología es utilizada en clínicas y hospitales de diversos países como Dinamarca, Suecia, Finlandia, Singapur, Israel y USA, como una terapia complementaria de la medicina.